Siempre hay un viaje en tu vida que te hace cambiar la mente, el mío fue este. Por esos tiempos yo trabajaba en una empresa en Madrid y el nivel de estrés al que me sometieron casi me hace caer enfermo.
¿Hacer aplicaciones complejas en un mes? ¿Broncas del jefe y peleas con compañeros? ¿Trabajar en fines de semana?
Nunca más, soy programador y el mundo está a mis pies. Poco después de este viaje dejé mi trabajo y empecé a construir mi sueño.
Si tu también quieres intentarlo te dejo dos opciones en mi página libertad.
Tranquilo, no vas a ver la típica foto de la chica o el chico guapo con el ordenador en la playa, todo el mundo sabe que no hay Dios que aguante media hora en esa posición, pero que puedes hacer viajes largos y tener tu propio horario, si, se puede.

El viaje. Sao Paulo.

Mi viaje empezaba en Sao Paulo ya que allí viven unos familiares míos, la cual es una de las ciudades más grandes del mundo. Si te gustan los rascacielos, ver gente de todas las razas y todos los niveles sociales juntos en una misma plaza, el futbol y los centros comerciales, Sao Paulo es una ciudad recomendable para ti. Sin embargo, para ser honestos, no es lo más bonito que verás en tu vida.
Sao Paulo no es la capital de Brasil, pero si lo es de su economía, entretenimiento y como no, de su grastronomía. Y digo esto porque la diversidad en la gastronomía de Sao Paulo se explica en las más de 70 nacionalidades distintas que viven en la ciudad (es la ciudad con la comunidad Italiana más grande fuera de Italia, más que cualquier ciudad Norteamericana). Lo mismo se aplica a la comunidad japonesa y ni que decir de la cantidad de Brasileños de otros sitios que han emigrado a la ciudad.

Dicho lo anterior, en Sao Paulo se come muy bien y muy sano. El culto al cuerpo es algo que los Brasileños llevan a rajatabla y se nota en sus restaurantes. Hasta la pizza tiene ingredientes ecológicos que la hacen, además de más rica, más buena para tu salud.
Por cierto, he vivido 3 años en Malta y he viajado por toda Italia, y tengo que decir que la segunda pizza más rica del mundo, después de Nápoles, está en Sao Paulo.
Una pizzería a recomendar es Marguerita Pizzería en Cerqueira Cesar, barrio al lado de la Avenida Paulista, las pizzas están deliciosas y la forma de servirlas es algo que nunca había visto, el camarero la mantiene caliente mientras te va sirviendo el trozo que tu quieras.
Si decides ir al centro de Sao Paulo ten cuidado ya que hay muchos asaltos, mantente siempre en lugares lo más concurridos posible y quizás lo peor que te pueda pasar es que te den un tirón y salgan corriendo, lo que creo que es mejor de que te asalten a mano armada. Allí podrás visitar el Teatro Municipal de Sao Paulo y en uno de sus laterales, comer en uno de los mejores buffet libre de la ciudad.

Si quieres salir a tomar «cervejas» y comer algo para acompañar te recomiendo Vila Madalena, el barrio alternativo por antonomasia de Sao Paulo. Calles muy iluminadas con muchas terrazas, donde puedes disfrutar de música en vivo y el arte urbano más vanguardista de la ciudad.

Rio de Janeiro.

Cuando visitas Rio de Janeiro la gastronomía no es lo más importante ya que estás en la que para mí, la ciudad más bonita del mundo.  Pão de Açúcar, Cristo del Corcovado, Ipanema beach, Copacabana Beach… y el impresionante paisaje mires para donde mires que ya te impresiona conforme vas aterrizando en su famoso aeropuerto nacional Santos Dumont, cuya ubicación te ofrece una de las mejores postales de la ciudad.

Por el contrario, Rio de Janeiro y los Cariocas no tienen buena fama en el resto de Suramérica por lo que pude comprobar, especialmente para mi familia Paulista que me acompañaba en este viaje, así que no tuve mucha libertad de movimientos.
No puedo hablar mucho de la gastronomía por esa razón, solo decir que en las Barracas de la playa de Ipanema, además de cerveza y Caipirinha, hay un gran surtido de zumos naturales.
A la hora de cenar, el barrio de Ipanema es uno de los más seguros, donde puedes ir caminando por la calle ya de noche sin problema para salir a cenar. (Lo siento si soy muy alarmista y seguramente tu hayas caminado sin problema por cualquier lugar en Rio, pero yo cuento mi experiencia como turista europeo con careto de inglés).

Allí está el mítico restaurante con nombre de la famosa canción Garota de Ipanema, en el que tuve la suerte de poder cenar gracias a mi prima. La misma que me echó una gran bronca por olvidarme mi móvil en el hotel y no poder sacar fotos del sitio. Lo recompenso con fotos de la belleza de Rio y mi almoço debajo del Cristo de Corcovado.

Salvador de Bahía.

En mi último fin de semana de viaje (después de Rio fuí a Uruguay y Argentina) tenía la posibilidad de quedarme en Sao Paulo, disfrutando de la vida nocturna de la ciudad e incluso un derby paulista entre Corinthians v.s Palmeiras, o visitar Salvador de Bahía solo. Probablemente porque esté madurando o simplemente estoy un poco chiflao, elegí la segunda opción.

Salvador es una ciudad muy bonita al Noreste de Brasil, su casco viejo se llama Pelourinho y recuerda a la ciudad vieja de Lisboa, aunque en mi opinión, este es bastante más bonito.
Sobre mi estancia en Salvador tengo que decir que visité la ciudad en vísperas de Carnaval y que tuve suerte, ya que toda la gente que me encontré me trató de lujo.
Cabe destacar el sitio donde me alojé, Pousada Pedacinho da Bahia, donde fueron muy honestos conmigo, dándome consejos de seguridad e incluso negociando precios con taxistas y bares de comida a domicilio. Eso es algo de agradecer para un europeo que viaja solo. Si vas a Salvador de mochilero o simplemente quieres parar en un lugar con encanto, te lo recomiendo al cien por cien.

Como no quiero que el post se alargue más de la cuenta y una imagen valen más que mil palabras, te dejo unas fotos de Salvador. Si te interesa que te cuente mi experiencia y te diga como hice por moverme solo por una de las ciudades más peligrosas del mundo según casi todos los rankings, ponme un comentario y lo cuento encantado.

Sobre comida, que es de lo que trata este blog, decir que los platos típicos Baianos son Moqueca de Peixe y Acarajé. No voy a pararme mucho en ellos ya que utilizan Aceite de “dendê”, un aceite muy pesado para el estómago y con muchas calorías por lo que no debe ser muy sano, sinceramente. Aunque si quieres saber donde comer te digo que en Porto da Barra playa hay muchos sitios para comer en primera línea de playa y no muy caros, y para cenar te recomiendo Jardim das Delicias, donde ofrecen lo mejor de la cocina Baiana junto con platos propios en un más que acogedor patio interior.

No, no pude comérmelo todo, como he dicho antes la Moqueca es un plato muy pesado, jamás pensé que fuera tan abundante al ser tan barato y en primera línea de playa.

Recetas sanas de la cocina Brasileña
Brasil no es solo Caipirinhas, Tapioquerías, Pao de Queijo o Feijoada, es todo un subcontinente con mucha cantidad de frutas exóticas, verduras, pescados y con las mejores carnes del mundo. Te dejo una selección de recetas sanas de la gastronomía brasileña.

Caruru paraense (En portugués)
Tacacá (En portugués)
Quiabos tostados com pimienta
Nhoque de banana-da-terra (En portugués)
Salada de manga verde, chuchu, maxixe e jambo-vermelho
Vegetais assados con Alecrim (En portugués)

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*